Collir bolets

Es la temporada de buscar setas en Catalunya. El sábado por la tarde salí en coche con Anna y su novio Pau rumbo a La Bisbal d’Empordà, el pueblo de donde es Anna, a 130 km al norte de Barcelona en el municipio de Girona. Recién llegamos me dió una alergía brutal que me dejó KO esa noche, posiblemente debido a la Tramuntana que es un mítico viento frío del norte que pasa por esta región. Después de unos antiestamínicos y muchas horas de sueño, el domingo pude revivir en parte y salir al campo, a un lugar llamado La Carbonera, con Anna y sus amigos. Antes de comer el asado en un día de campo familiar y soleado (aunque frío por la Tramuntana), caminamos por el bosque para collir bolets. Fue como ir en busca de un tesoro. Una expedición muy afortunada. Y de paso encontramos un insecto palo, una mantis religiosa, hojas de laurel y frutos silvestres rojos que no recuerdo el nombre pero que sabían como a anís. Tot en català. i després menjar bolets.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s