En busca de la otra Ibiza

Sí existe. Temía que fuera sólo una leyenda. Esa isla donde vivió Luisa. Y también Michelle. Ambas me había contado muchas cosas sobre Ibiza. La isla de la Diosa Tanit. Existe aún. Desperté cada mañana frente a Es Vedrá, la roca misteriosa al sur de la isla, era imposible dejar de verla. Se dice que es el lugar donde las sirenas hechizaron a Odiseo, pero es un hecho que esas rocas triangulares que salen del mar a cualquier viajero hipnotizan. Un lugar alquímico rodeado por agua y movimiento. Ibiza da la posibilidad de abandonarse al ritmo de la naturaleza. Olvidarse del sentido del tiempo, dejarse llevar.

Después de que los hippies la descubrieran en los años 60’s poco a poco comenzó a llegar el turismo de las agencias de viaje, entonces muchos edificios desfiguraron el paisaje idílico. Y claro están ahí las discotecas, las fiestas electrónicas, las drogas sintéticas, los veranos turísticos y las celebridades.

Sin embargo, como en una realidad paralela, sigue existiendo la otra Ibiza, la de los que soñamos con la vida simple y mágica en el campo con noches de cielo lleno de estrellas y huertos con frutas y verduras. Donde la gente que conoces no te pregunta quién eres ni a qué te dedicas, donde puedes oir y contar historias irrepetibles de todas partes del planeta. Un lugar de encuentro de piratas. Un faro, el mar, campos de olivo, almendras, higos y romero. Y mi alma que resuena con esas vibraciones.

La geografía de la isla la ha hecho ser, desde la antiguedad, un lugar de comercio e intercambio en las rutas mediterráneas. Los fenicios la nombraron Ibossim en honor del Dios de la música y la danza. Después estuvieron ahí los romanos, los griegos, los asirios, los cartagineses, los árabes del norte de África, los turcos, los ibéricos. Posteriormente fui invadida por los Noruegos, y luego por los cristianos en época del Rey Juan de Aragón.

Actualmente un 55% de los residentes en la isla son Ibicencos, nacidos en la isla, después hay un 35% que son inmigrantes de la península, y el 15% restante son Alemanes, Ingleses, Franceses, Lationamericanos, Marroquíes, Argelinos, Italianos, Holandeses, Estadounidenses, Neozelandeses, Gitanos. Un mozaico. Las mezclas, ese es el secreto de la isla para mantenerse viva.

2 thoughts on “En busca de la otra Ibiza

  1. Cameron

    Que rico! Aparece Paulo Coelho “Un lugar alquímico rodeado por agua y movimiento”…No olvidas que es la isla de Luisa, Michelle y David Guetta! Quiero ver fotos de las pirates!

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s