Final de las vacaciones

Llegué a Puerto Escondido hace 14 días. Hoy me voy y me llevo: El sol rojo de trece atardeceres, pedacitos de océano en las células de mi piel (blanca antes, negra ahora), la caminata intentando descifrar el universo con mi amigo de la playa, unos aretes de coral rojo, el olor del aceite de coco, una asomada al cielo nocturno de Mazunte, la cátedra sobre fractales que me dio mi papá en el cafecito de Zicatela, mi nuevo dibujo del perfil del mar.

Me voy y dejo: Mi suéter azul olvidado en algún rincón del hotel Los delfines, mis sandalias perdidas en la arena de Mazunte en los últimos minutos del 2005, mi monedero chiapaneco de Nueva York perdido en la arena de Mazunte en los primeros minutos del 2006. Dejo mis huellas digitales en el teclado del café internet de Zicatela, mi sonrisa al nadar en la alberca, dejo las horas de sueño en mi tienda de campaña acampando sola por primera vez.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s